lápida corazones

lapida dirente, original y creativa con grupos de corazones

Lápida diferente, original y creativa, con grupos de corazones en acero corten sobre mármol Ulldecona flameado. Nombres en latón, todo incrustado

Lápida de los Corazones

boceto lapida corazones

Boceto realizado por la diseñadora de interiores Paquita Quijana Correas , hija de Carmen y Francisco, para que lo realizáramos con los materiales que habitualmente trabajamos.

corazones para puestos en nicho

Decoración que realizaron las nietas de Carmen y Francisco para demostrar su cariño a sus abuelos.

lapida con corazones de acero corten de diseño diferente

Lápida en mármol Ulldecona flameado, incrustaciones en mármol blanco para los nombres, composición en acero cor-tén. Características: Lápida en Mármol Ulldecona Flameado de 150 x 85 x 3 cm. Nombres en mármol blanco incrustado. Inscripciones y textos calados y pintados en rojo óxido. Cuerpo del diseño en ecero corten de 8 mm. de grueso, formado por corazones individuales curvados y soldados entre si. Búcaro en acero corten disimulado en el interior del cuerpo de corazones. Tipografía Anke Caligrafic Fotocerámicas de 9 x 12 cm. rectangular en color e incrustadas en el mármol.

lapida corazones de acero corten

Detalle

Simbología del corazón: Uno de los símbolos más extendidos universalmente es el símbolo del corazón. Ahora bien, todo símbolo es, en definitiva, una metáfora que expresa una idea, un concepto, en este caso, delcorazón como centro de las emociones, especialmente del amor. No obstante, su pasado es notablemente oscuro y misterioso, a tal punto que su historia parece contradecir el significado actual que solemos atribuirle con ligereza.

El símbolo del corazón es, de hecho, bastante reciente. Proviene de la Edad Media, posiblemente a mediados del siglo XIII; y se lo utilizó en la heráldica como símbolo del amor filial. Por aquellos años, nadie que viese el símbolo del corazón osaría imaginar que tenía alguna relación con el amor romántico. 

Ya en el siglo XIV comenzó a mutar ligeramente. El motivo clásico del caballero arrodillado que le ofrece una rosa a su amada, pronto comenzó a metamorfosearse en una extraña flor redondeada, similar al símbolo del corazón que conocemos actualmente.